APOLO Y DAFNE

APOLO Y DAFNE
APOLO Y DAFNE

sábado, 19 de noviembre de 2011

Apolo y Dafne en la Pintura

Apolo persiguiendo a Dafne. Galería Nacional de Washington

GIOVANNI BATTISTA TIÉPOLO(1696-1770)
Tiépolo es el pintor italiano más importante del Barroco tardío. En esta representación vemos a Apolo, coronado de laurel, el árbol que le estará dedicado a partir de este episodio mítico, y a la vez caracterizado por una aureola, símbolo del Sol que él representa, resaltada por el tono amarillo del manto que le envuelve. Lleva el carcaj colgado del cuerpo y extiende su brazo hacia Dafne que ya se está convirtiendo en el árbol del laurel. Una de sus piernas es ya un tronco bien prendido en la tierra y sus manos son las ramas incipientes. La joven se apoya sobre el dios-río Peneo, su padre que está representado, como todas las divinidades fluviales, con una vasija de la que sale agua. El pequeño Eros-Cupido, que no ha favorecido estos amores, se esconde tras el manto que cubría a Dafne para escapar de las iras del dios Apolo.

Óleo sobre lienzo. Museo del Prado, Madrid.

CORNELIO DEL VOS(1584-1651)
Pintor flamenco, de la escuela de Rubens y por tanto de estilo Barroco.
Apolo es reconocible por la aureola que rodea su rostro que le representa como el dios de la luz, identificado con Helios-Sol. Otro de sus atributos es el arco y las flechas que aquí lleva en el carcaj colgado del torso. La figura de Dafne extiende los brazos para escapar del dios y sus manos ya se están convirtiendo en ramas de laurel. Del pie que apoya en la tierra está saliendo una raíz. La línea diagonal está claramente marcada desde el brazo derecho de Dafne hasta la pierna izquierda de Apolo y observamos también un marcado claroscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada